El club de los poetas muertos

Él fue la inspiración que hizo de sus vidas algo extraordinario
Póster de la película El club de los poetas muertos

En un elitista y estricto colegio privado de Nueva Inglaterra, un grupo de alumnos descubrirá la poesía, el significado de “Carpe Diem” -aprovechar el momento- y la importancia de perseguir los sueños, gracias a un excéntrico profesor que despierta sus mentes por medio de métodos poco convencionales.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "El club de los poetas muertos"

Así acabó El club de los poetas muertos

Todo marcha bien hasta la obra de teatro de Neil. Su padre le recoge. Neil le dice que quiere ser actor pero su padre le ordena que olvide sus sueños y que estudie para médico. Neil asiente pero cuando sus padres se han acostado baja, coge la pistola de su padre y se suicida.

El colegio culpa a Keating. Todos los alumnos deben firmar un documento para echarle si no quieren ser expulsados.

En la última escena el sr. Nolan está sustituyendo a Keating en la clase de literatura. Keating entra a recoger sus cosas. A su salida Todd le dice que les han obligado que no fue culpa suya. Keating le dice que lo sabe y el sr. Nolan le dice que se marche.

Antes de que salga por la puerta Todde se sube a su pupitre, grita “¡Oh, Capitán! ¡Mi Capitán!”  y le siguen más alumnos desobedeciendo a Nolan.

Keating con lágrimas en los ojos les da las gracias.

FIN