El hilo invisible

Póster de la película El hilo invisible

En el Londres de la posguerra de 1950, el famoso modisto Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis) y su hermana Cyril (Lesley Manville) están a la cabeza de la moda británica, vistiendo a la realeza, a estrellas de cine y a toda mujer elegante de la época. Un día el soltero Reynolds encuentra a Alma (Vicky Krieps), una joven que pronto se convierte en su musa y amante. Entonces su vida cuidadosamente controlada y planificada se ve alterada por la irrupción del amor.

De las 5 nominaciones a los premios Óscars sólo consiguió el Óscar al Mejor Diseño de Vestuario.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "El hilo invisible"

Así acabó El hilo invisible

Cuando Reynolds piensa deshacerse de Alma ella le envenena la comida. Reynolds lo sabe, ella le dice que le quiere débil para que ella sola lo cuide hasta que una vez recuperado pueda volver a envenenarle.

Reynolds acepta y come. Mientras yace enfermo en las faldas de Alma ella se imagina un futuro con él, con niños y con ella siendo parte del negocio de su amado.

Pertubador relato que le ha estado contando al doctor que precisamente tiene vetada la atención a Reynolds. Le dice que aunque tendrán altibajos su amor perdurará.

La última escena es Reynolds tomándole las medidas a su musa Alma.