Falsa evidencia

Lo que usted cree. Lo que usted sabe. Es como lo haces girar.
Póster de la película Falsa evidencia

Evan Birch es un hombre de familia y un profesor querido en la universidad, donde su clase de filosofía es popular. Cuando una joven estudiante desaparece, los escarceos de Evan fuera del campus hacen que su mujer sospeche de él. El detective Malloy tiene más razones para sospechar de Evan cuando encuentra pruebas que le convierten en el principal sospechoso.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Falsa evidencia"

Así acabó Falsa evidencia

Evan tiene cada vez más indicios de ser el culpable de la muerte de la chica. Su mujer desconfía de él recordándole que ya tuvo una relación con una estudiante en otra ciudad. Registra sus cosas y encuentra una carta sospechosa. En una fiesta de la universidad discuten y ella se va.

Evan se emborracha y acaba en la comisaría confesando a Malloy que él mato a la chica. Dice que el problema es la memoria, que es poco fiable porque se conforma según la consciencia que tenemos de nosotros mismos. Malloy le dice que el caso está cerrado, que la chica sufrió un accidente. Cuando Evan le dice que no puede ser Malloy le dice que proporcione pruebas de su culpalbilidad.

A Evan le lleva a casa un policía y cuando se lo cuenta a su mujer ella le pide que le cuente siempre la verdad, no lo que él interpreta que es la verdad.

Evan se mira la mano llena de sangre y vemos que antes de ir a la comisaría él llamó a Anna, la estudiante con la que parece que ya tuvo algo. Se liaron en el coche bruscamente haciendo que Anna cayera al suelo y sangrara su cabeza. Anna se fue diciendo que no quería saber más nada de él.

Evan sube a su habitación y ve al ratón dando vueltas en la rueda de su jaula, un guiño a su título original (Spinning Man)