Fresas salvajes

Póster de la película Fresas salvajes

El profesor Borg, un eminente físico, debe ir a Estocolmo para recibir un homenaje de su universidad. Sobrecogido, tras un sueño en el que contempla su propio cadáver, decide emprender el viaje en coche con su nuera, que acaba de abandonar su casa, tras una discusión con su marido, que se niega a tener hijos. Durante el viaje se detiene en la casa donde pasaba las vacaciones cuando era niño, un lugar donde crecen las fresas salvajes y donde vivió su primer amor.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Fresas salvajes"

Así acabó Fresas salvajes

  1. Esta obra maestra tiene un final feliz.
    Después de ese viaje vital donde Isak va recordando momentos de su vida que se va extinguiendo llega a casa de su hijo. Se ha reconciliado con su nuera que está embarazada. Su hijo Evald no quiere tener hijos porque él no fue un niño deseado. Isak le pregunta a Evald qué hará y él le dice que está loco por Marianne así que tendrá a su nieto.
    Por último Isak sueña con su juventud, su amada Sara y sus padres en la casa de verano. Se despierta y sonríe. FIN