Orígenes

Póster de la película Orígenes

Ian Gray, un estudiante de biología molecular especializado en la evolución del ojo humano, conoce a una misteriosa mujer cuyo iris es multicolor. Años después, su investigación lo conduce a un descubrimiento asombroso, que podría cambiar la forma en que percibimos nuestra existencia.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Orígenes"

Así acabó Orígenes

Un joven científico está obsesionado con los ojos para demostrar que no son fruto de un diseñador inteligente, de un Dios.

Se enamora de Sofi que sí cree en la espiritualidad. Justo el día que se iban a casar descubren cómo demostrar su teoría de la evolución de los ojos. Se quedan atrapados en un ascensor, discuten y al salir el ascensor cae sobre ella y muere.

7 años después el científico está con su ayudante, juntos lograron fama y reconocimiento por su trabajo. Tienen un bebé al que le hacen una biometría del iris, les llaman para una supuesta prueba de autismo pero se dan cuenta de que algo falla, no parece que la prueba tenga en absoluto relación con el autismo.

Investigan y descubren que su hijo tiene el mismo patrón que un hombre que falleció poco antes de su gestación, algo altamente improbable científicamente. Su amigo que trabaja en una empresa privada les dice que hay una base de datos con millones de ojos escaneados. Prueban a contrastar otros ojos y descubren que una niña india tiene los mismos ojos que Sofi.

Va a la india en su busca y le hacen la misma prueba que a su hijo mostrándole fotos de cosas que Sofi reconocería pero la prueba no es concluyente.

Al final de la película cuando se va la niña tiene un ataque de pánico en el ascensor, una prueba de esa relación con Sofie.

Tras los créditos se ve a la científica que hizo la prueba al niño buscando las supuestas reencarnaciones a través de los ojos de personajes famosos como Kennedy, Martin Luther King o Hitler.