Rebelde sin causa

Póster de la película Rebelde sin causa

Tres jóvenes, Jim Stark, Judy y Platón, coinciden en una comisaría. Cada uno está allí por un motivo distinto: Jim está borracho, Judy se ha escapado de su casa y Platón acababa de matar a tiros a unos cachorros. El inspector Ray descubre que los tres mantienen una relación conflictiva con sus familias. A Jim y a Judy los van a recoger sus padres, pero Platón, hijo de una pareja divorciada, tiene que conformarse con la visita de la criada negra que vive con él.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Rebelde sin causa"

Así acabó Rebelde sin causa

Jim burla a los policías y consigue entrar en el planetario donde Platón se ha hecho fuerte. Jim convence a Platón para que cambie la pistola por su chaqueta roja. Jim quita silenciosamente las municiones antes de dársela y convence a Platón para que salga. Pero cuando la policía se da cuenta de que Platón todavía tiene el arma, le disparan y lo matan, ignorantes de que no tenía balas.

Los padres de Jim se calman cuando ven que el muerto con la chaqueta roja no es su hijo. Frank consuela a su afligido hijo, prometiendo ser un padre más fuerte. Ahora reconciliado con sus padres, Jim les presenta a Judy. El último plano es de la sirvienta llorando que se abre para mostrar toda la escena de la tragedia.

Rebel Without a Cause (1955) - I Got The Bullets! Scene (10/10) | Movieclips

Reparto