Una historia real

Algunas historias son increíbles.
Póster de la película Una historia real

Cuando Michael Finkel (Jonah Hill), un desacreditado reportero del New York Times, conoce a Christian Longo (James Franco), un asesino buscado por el FBI, éste se apodera de su identidad. Su investigación se convierte entonces en una especie de juego del gato y el ratón. Basada en hechos reales, narra la incesante búsqueda de la verdadera historia de Longo por parte de Finkel.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Una historia real"

Así acabó Una historia real

Finkel llega a pensar que es inocente, en el juicio se declara culpable sólo del asesinato de su mujer y del bebé y acusa a la mujer de haber matado a los otros 2 niños. Finkel no se traga la historia y se da cuenta de que le ha utilizado todo el tiempo, intenta ayudar a la fiscalía pero es tarde.

Finalmente Longo es condenado a pena de muerte por los 4 asesinatos. Intenta apelar con mentiras pero Finkel ya no le creerá.

La última escena es en una librería donde Finkel habla de su libro y ve el fantasma de Longo que no lo dejará libre.

La película cierra con datos reales, Finkel sigue viviendo con Jill y 3 hijos. Longo admitió un año después los 4 asesinatos y sigue en el corredor de la muerte escribe artículos alguno publicado paradójicamente en el NY Times.