Ferdinand

Póster de la película Ferdinand

Ferdinand es un toro sensible y nada guerrero. Él no es como los demás toros, que se pasan el día rebufando y corneándose los unos con los otros. Ferdinand prefiere oler las flores, sentado debajo de una encina, en lugar de competir en fiereza con los otros toros. No es cobarde, simplemente es pacifista, y debido a su fascinación por la naturaleza, se niega a luchar. Como vive en España, allí, el sueño de todo toro es que le dejen participar en las corridas de Madrid. Pero esto no le interesa en absoluto a Ferdinand. Claro que todo cambiará el día en que se lo lleven a torear, cuando le capturen por ser el toro más grande, fuerte y rápido de toda la ganadería, y le obliguen a entrenar para combatir. Decidido a regresar con su familia, Ferdinand se unirá a un grupo de inadaptados con los que vivirá una gran aventura. ¿Conseguirá Ferdinand cambiar su destino?

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Ferdinand"

Así acabó Ferdinand

En la plaza Ferdinand cambia la historia. La gente le aclama tirándoole flores para que sea indultado.

Ferdinand regresa a casa con Nina, Juan y Paco, los otros toros, los erizos, Bunny y Lupe, quienes se mudan a la granja. La película termina con Ferdinand, sus amigos y Lupe viendo el atardecer sobre Ronda desde un campo de flores.

En una breve escena de medio crédito, los erizos son confrontados por Tres, quien se revela que estuvo vivo todo el tiempo, lo que conmociona a los otros erizos y Cuatro se desmaya en respuesta mientras Una y Dos se cruzan.