¡Tan lejos, tan cerca!

No somos ni la luz ni el mensaje. Sólo somos mensajeros.
Póster de la película ¡Tan lejos, tan cerca!

Dos ángeles de la guarda vuelan sobre Berlín. Son invisibles y están llenos de benevolencia, pero no pueden intervenir en la vida de los hombres. Entonces Cassiel, el ángel de las lágrimas, se convierte en un ser humano para saber cómo sienten y perciben el mundo las personas… Secuela de “El cielo sobre Berlín” (Der Himmel über Berlin, 1987), también dirigida por Wenders.

¿Me cuentas la película "¡Tan lejos, tan cerca!"?

¿Al menos el final?

Cuéntame el final de ¡Tan lejos, tan cerca!