Uno de los nuestros

Póster de la película Uno de los nuestros

Henry, un niño de trece años de Brooklyn, vive fascinado con el mundo de los gángsters. Su sueño se hace realidad cuando entra a formar parte de la familia Pauline, dueña absoluta de la zona, que lo educan como un miembro más de la banda convirtiéndole en un destacado mafioso.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Uno de los nuestros"

Así acabó Uno de los nuestros

  1. Scorsese nos tiene enganchadísimos más de dos horas viviendo en primera persona como Henry (Ray Liotta) el ascenso al paraíso de poder, lujos, inmunidad y dinero fácil de los mafiosos y el descenso a los infiernos de las drogas y la cárcel.

    Hacia el final Henry totalmente adicto nos relata el día que lo perdió todo. Le persigue un helicóptero de la DEA. Es detenido y sus «amigos» mafiosos temen que le delaten. Al sádico Tommy (Joe Pesci) se lo ha cargado la mafia por matar al otro capo que le vaciló. Jimmy (Robert De Niro) y Paulie le dan la espalda.

    Henry deja las drogas pero sabe que no puede mafiarse de los mafiosos, su única salida es delatarles y así lo hace. Acaba en protección de testigos. En su última escena sale en bata a recoger el periódico como cualquier norteamericano más pero él dice sigue recordando con añoranza sus tiempos de mafioso.

    Queda resignado a tener una vida normal de mierda. Cierra la puerta.

    FIN. Plas, plas.

Reparto