Vive y deja morir

Roger M007re es James Bond.
Póster de la película Vive y deja morir

En tan sólo veinticuatro horas, tres agentes del servicio secreto británico que investigaban una red de tráfico de drogas aparecen asesinados en extrañas circunstancias. Todas las pistas conducen a Mr. Big, y a un diplomático llamado Katanga. El agente 007, James Bond, es enviado a Nueva York para investigar al enigmático personaje.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Vive y deja morir"

Así acabó Vive y deja morir

  1. James Bond, Felix Leiter, Quarrel Jr. llegan a San Monique para destruir los campos de adormidera y rescatar a Solitaire. Mientras Quarrel Jr. coloca bombas en los campos, Bond rescata a Solitaire que iba a ser sacrificada en un ritual vudú. Entonces aparece el Barón Samedi, y tras un enfrentamiento a con Bond, el agente lo arroja a un ataúd lleno de serpientes venenosas. Bond y Solitaire bajan a un sótano donde terminan ante Kananga.
    Kananga ata a Bond y Solitaire en una plataforma con intención de que sean devorados por tiburones. Usando su reloj modificado por Q, Bond atrae una bala explosiva y corta sus ataduras, enfrentándose a Kananga. Ambos caen al agua con tiburones. Bond obliga a Kananga a tragar la bala explosiva, con lo que este se infla y explota. Bond y Solitaire escapan.
    Al día siguiente viajan en tren pero TeeHee, que se ha infiltrado en el tren, les ataca. Bond se enfrenta a él y consigue inutilizar su brazo metálico, arrojándolo del tren.
    El último plano muestra al Barón Samedi sentado en la parte frontal de la locomotora, riendo y saludando.