Crónica de una muerte anunciada

Póster del libro Crónica de una muerte anunciada

Acaso sea Crónica de una muerte anunciada la obra más «realista» de Gabriel García Márquez, pues se basa en un hecho histórico acontecido en la tierra natal de escritor. Cuando empieza la novela, ya se saber que los hermanos Vicario van a matara a Santiago Nasar -de hecho ya le han matado- para vengar el honor ultrajado de su hermana Ángela, pero el relato termina precisamente en el momento en que Santiago Nasar. El tiempo cíclico, tan utilizado por García Márquez en sus obras, reaparece aquí minuciosamente descompuesto en cada uno de sus momentos, reconstruido prolija y exactamente por el narrador, que va dando cuenta de lo que sucedió mucho tiempo atrás, que avanza y retrocede en su relato y hasta llega mucho tiempo después para contar el destino de los supervivientes. La acción es, a un tiempo, colectiva y personal, clara y ambigua, y atrapa al lector desde un principio, a pesar de que conoce el desenlace de la trama. La dialéctica entre mito y realidad se ve potenciada aquí, una vez más, por una prosa tan cargada de fascinación que las eleva hasta las fronteras de la leyenda.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer el final de "Crónica de una muerte anunciada"

Así acabó Crónica de una muerte anunciada

En un pequeño y aislado pueblo en la costa del Caribe, se casan Bayardo San Román, un hombre rico y recién llegado, y Ángela Vicario. Al celebrar su boda, los recién casados se van a su nueva casa, y allí Bayardo descubre que su esposa no es virgen. Inmediatamente, Bayardo devuelve a Ángela Vicario a la casa de sus padres donde es golpeada por su madre. Ángela culpará a Santiago Nasar, un vecino del pueblo.

Los hermanos de Ángela, Pedro y Pablo, obligados por la defensa del honor familiar, anuncian a todo el pueblo que van a matar a Santiago Nasar. Este no se entera hasta pocos minutos antes de morir. Los hermanos matan a cuchillazos a Santiago en la puerta de su casa, a la vista de la gente que no hizo o no pudo hacer nada para evitarlo. Pasados 27 años, el amigo de Santiago (el narrador) reconstruye los hechos, de los que él fue testigo, en forma de crónica, combinando narración y testimonios.

Años después, Ángela Vicario estaría escribiendo cada día a Bayardo, primero formalmente, después con cartas de joven enamorada y, al final, fingiendo enfermedades. Al final, Bayardo vuelve 17 años después, claramente desmejorado y con todas las cartas sin abrir dispuesto a quedarse con ella.

Los últimos párrafos narran el anunciado asesinato de Santiago en la puerta de su casa.

Crónica de una muerte anunciada - 0 - elfinalde

Comenta este final