Adiós, muchachos

Póster de la película Adiós, muchachos

Invierno de 1943. Durante la ocupación alemana de Francia, en un internado católico para chicos, Julián, un muchacho de trece años, queda impresionado por la personalidad de Bonnet, un nuevo compañero que ingresa en el colegio después de iniciado el curso.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Adiós, muchachos"

Así acabó Adiós, muchachos

La Gestapo llega al colegio buscando a los niños judíos. Han sido delatados por el vengativo Joseph que fue despedido por robar en la cocina.

Los alemanes se llevan a Bonnet, a otros dos niños judíos y al padre Jean que les ayudaba. Cuando pasan por delante de los demás niños le dicen “Adiós, padre”, él responde “Adiós, muchachos. Hasta pronto”. Los alemanes cerrarán el colegio.

Cuarenta años después Julien cuenta cómo a pesar del paso del tiempo ni ha olvidado nada de lo ocurrido esa fría mañana de enero.

Los tres chicos judíos morirían en Auschwitz y el padre Jean en Mauthausen.

Aquí podéis ver la película completa subtitulada en español:

La película recoge experiencias autobiográficas del propio Louis Malle que de niño estuvo internado en un colegio católico. Aunque en otra localización y nombres la historia es muy similar. Con 11 años presenció cómo la Gestapo se llevó a tres de sus compañeros judíos a Auschwitz. El padre Jacques fue enviado a Mauthausen por proteger y esconder a judíos. Murió poco tiempo después de que Mauthausen fuese liberado por los americanos. No quiso irse hasta que el último prisionero francés fuera repatriado.