Frozen: El reino del hielo

Un acto de amor verdadero puede acabar con un corazón congelado.
Póster de la película Frozen: El reino del hielo

Cuando una profecía condena a un reino a un invierno eterno, Anna, una joven optimista se une a un temerario montañero llamado Kristoff y a su compinche el reno Sven. Juntos emprenden un viaje épico en busca de Elsa, hermana de Anna y Reina de las Nieves para poner fin al gélido hechizo. Adaptación del cuento “La reina de las nieves”.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Frozen: El reino del hielo"

Así acabó Frozen: El reino del hielo

  1. Anna va a morir, su corazón se hiela y sólo un acto de amor la puede salvar. Pensamos que será un beso de Hans pero se confiesa ser un interesado que sólo buscaba poder. Kristoff viene entonces a salvarla pero Anna opta por salvar a su hermana de Hans y acaba helada, muerta. A los pocos segundos empieza a descongelarse, el acto de amor ha sido el suyo hacia su hermana. Todo el reino se descongela. Elsa embruja a Olaf para que no se derrita nunca, una nube de nieve le acompañará siempre.

    El duque y Hans son detenidos y llevado a un barco, se le prohíbe que vuelva jamás al reino.

    Anna le regala un trineo a Kristoff y es ahora cuando se besan.

    Elsa usa su magia sabiamente, hiela el suelo del palacio y todos patinan felices. Le dice a Anna que ya nunca cerrará las puertas. Fin

Reparto