La huella

¿Quién fue el jugador? ¿Quién fue el peón? En este juego mortal...
Póster de la película La huella

Andrew Wyke (Laurence Olivier) es un prestigioso escritor de novelas de intriga. Además, su pasión por los juegos de ingenio y las adivinanzas lo ha llevado a convertir su gran mansión en una especie de museo, donde se exponen los juguetes y mecanismos más extravagantes. Una tarde, invita a su casa a Milo Tindle (Michael Caine), amante de su mujer y propietario de una cadena de salones de belleza, para proponerle un ingenioso plan del que ambos podrían salir beneficiados.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "La huella"

Así acabó La huella

  1. Estupenda película – obra de teatro. Con dos gigantes de la interpretación.

    Laurence Olivier es un escritor de novela policíaca que quiere dar un escarmiento a Michael Caine, amante de su mujer.

    En el primer acto, Laurence Olivier le plantea un plan para que Caine robe y pueda mantener a su caprichosa amante pero todo da un giro cuando Olivier confiesa que su verdadero plan es matarle, le humilla y le dispara.

    En el segundo acto un policía visita a Olivier acusándole del asesinato de Caine. Olivier insiste en su inocencia, que todo fue un juego y que le disparó con una bala de fogueo. Cuando ya se ve Olivier desesperado, el inspector desvela que no es otro que Caine. El juego sigue y le hace creer que mató a su esposa pero que todas las pruebas incriminan a Olivier, le da 13 minutos para que busque y se deshaga de las pruebas antes de que llegue la policía. La policía no llega, la mujer está viva, Caine se ha vengado de su humillación.

    Olivier no está dispuesto a perder, amenaza con matarlo. Caine le dice que ha contado todo a la policía. Olivier no le cree y le dispara. Llega un coche de la policía. Caine moribundo activa los muñecos riéndose y le dice a Olivier que intente convencer a la policía de que todo ha sido un juego.

    FIN