Los 400 Golpes

Póster de la película Los 400 Golpes

A sus doce años, Antoine Doinel se ve obligado no sólo a convivir con los problemas conyugales que sus padres no se atreven a afrontar, sino también a soportar las exigencias de un severo profesor. Un día, asustado porque no ha cumplido un castigo que el maestro le ha impuesto, decide hacer novillos con su amigo René. Inesperadamente, ve a su madre en compañía de otro hombre; la culpa y el miedo lo arrastran a una serie de mentiras y riñas que poco a poco van calando en su ánimo. Deseando dejar atrás todos sus problemas, sueña con conocer el mar y traza con René un plan para escaparse.

Fue el primer largometraje de Truffaut. Nominada a mejor guión original en la 32.ª entrega de los premios Óscar. Una de las películas míticas de la Nouvelle Vague

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Los 400 Golpes"

Así acabó Los 400 Golpes

Su título original “Les quatre cents coups” es una expresión francesa que se aplica a personas que hacen lo que quieren y no respetan las normas, especialmente a adolescentes traviesos. Aquí se tradujo literalmente porque también podemos pensar que Doinel recibe multitud de golpes de la vida. Una historia con muchos tintes autobiográficos de Truffaut.

El periplo de Doinel termina en un correccional, la entrevista con la psicóloga es un inserto del casting de Jean-Pierre Léaud. Un descubrimiento de Truffaut que le acompañará durante 20 años.

Al final escapa del correccional de menores. Vemos ese maravilloso travelling corriendo al parecer inspirado en Rashōmon de Akira Kurosawa. Consigue ver el mar. Doinel mira a cámara y FIN.