En realidad, nunca estuviste aquí

Póster de la película En realidad, nunca estuviste aquí

Un atormentado veterano de Guerra intenta salvar a mujeres del mundo del tráfico sexual en el que están metidas. Pero uno de esos rescates no sale como él pensaba, y el infierno se desata en un burdel de Manhattan, donde la violencia y la corrupción hacen despertar la bestia que lleva dentro. De esta manera la venganza se convierte en su motivación.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "En realidad, nunca estuviste aquí"

Así acabó En realidad, nunca estuviste aquí

  1. Joaquin Phoenix rescata del burdel a la hija del senador. La lleva a la habitación donde había quedado con el senador pero ve en las noticias que se ha suicidado.

    Se llevan a la niña, matan a la madre de Joaquin Phoenix, el gobernador está detrás de todo, al parecer se intercambiaban a las niñas y Nina era su favorita. Joaquin Phoenix va su mansión y lo encuentra muerto, Nina lo ha matado.

    Se van juntos, en la escena final en un restaurante vemos un posible final, Joaquin Phoenix se pega un tiro, pero el final es otro, es un final feliz, Nina vuelve a la mesa, es un gran día.