El legado de Bourne

Siempre hubo más de uno
Póster de la película El legado de Bourne

En ‘El legado de Bourne’, el director y guionista Tony Gilroy amplía el universo de Bourne, creado por Robert Ludlum, con una historia original que revela una conspiración mucho mayor: Aaron Cross (Jeremy Renner) es uno de los seis agentes secretos creados por el programa Outcome del Departamento de Defensa, que han sido diseñados para funcionar en solitario en misiones altamente arriesgadas de larga duración. El estudio del comportamiento que dio pie al programa Treadstone ha evolucionado mucho, pero dado que ambos programas comparten el mismo origen, Outcome se convierte en un peligro cuando la historia de Bourne pasa al dominio público.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "El legado de Bourne"

Así acabó El legado de Bourne

  1. La acción discurre paralelamente a la última peli con Matt Damon, «El ultimátum de Bourne». Ahora es Aaron (Jeremy Renner) el agente del proyecto Outcome al que quieren eliminar. Con la ayuda de la científica y bellísima Rachel Welsz logra desengancharse de las pastillas que la CIA produjo para que mejoraran sus cerebros y sus físicos.

    Cerca del final vemos cómo la declaración de la agente Pamela Landy sobre los abusos de los proyectos de la CIA es silenciada.

    Los dos protas tras las típicas peleas y persecuciones logran escapar en un barco donde se hacen sus carantoñas.

    FIN