La milla verde

Los milagros suceden.
Póster de la película La milla verde

En el sur de los Estados Unidos, en plena Depresión, Paul Edgecomb es un vigilante penitenciario a cargo de la Milla Verde, un pasillo que separa las celdas de los reclusos condenados a la silla eléctrica. Esperando su ejecución está John Coffey, un gigantesco negro acusado de asesinar brutalmente a dos hermanas de nueve años. Tras una personalidad ingenua, Coffey esconde un don sobrenatural prodigioso. A medida que transcurre la historia, Paul Edgecomb aprende que los milagros ocurren… incluso en los lugares más insospechados.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "La milla verde"

Así acabó La milla verde

  1. Tom Hanks propone a su equipo llevar a Coffey a casa del alcaide para curar a su mujer. Así lo hacen, Coffey en vez de expulsar el mal se lo queda dentro y cuando vuelve se lo mete en la boca al malo de Percy. Percy mata a tiros a Sam Rockwell que fue quien violó y mató a las niñas. A Percy lo mandan a un manicomio.

    Paul le dice a Coffey que le puede ayudar a escapar pero él le dice que está cansado del mal que hay en el mundo y quiere morir. Lo llevan a la silla y aunque le cuesta Tom Hanks da la orden.

    En la época actual en el asilo Tom Hanks después de haberle contado toda la historia lleva a su amiga a una cabaña donde sigue vivo el ratón. Le dice que el castigo del ratón y de él es la vida, que tiene 108 años y que ha visto y verá morir a todos sus seres queridos incluido ella por haber dado la orden de matar a un inocente y elegido de Dios.

    Efectivamente en otra escena le vemos en el funeral de su amiga.

    FIN

    Una gran película, muy recomendable