Luz que agoniza

Póster de la película Luz que agoniza

En la Inglaterra victoriana, una bella mujer (Ingrid Bergman) se casa con un famoso pianista (Charles Boyer). La felicidad desaparece cuando en la casa, donde años atrás se cometió un asesinato, la mujer empieza a oír extraños e inexplicables ruidos; mientras tanto, su marido la atormenta hasta hacerla creer que se está volviendo loca.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Luz que agoniza"

Así acabó Luz que agoniza

  1. Charles Boyer fue quien asesinó a la tía de Ingrid Bergman para robarle unas joyas. Como descubre Joseph Cotten el plan de Boyer sigue siendo conseguir las joyas, todas las noches se cuela en su propia casa para buscarlas en la habitación donde metieron todo lo de la difunta. Al encender la luz en esa habitación baja la de la habitación de Ingrid y escucha ruidos.

    Cotten se lo cuenta todo a Ingrid, cuando Boyer es detenido Ingrid pide hablarle a solas, le recrimina todo lo que la ha hecho sufrir. A Boyer se lo llevan preso.

    En la escena final Cotten está con Ingrid, le ofrece su ayuda, ella le agradece su amabilidad bajo la mirada de la viejecilla cotilla.

    FIN

Reparto