Trash, Ladrones de esperanza

Nunca se sabe lo que te puedes encontrar.
Póster de la película Trash, Ladrones de esperanza

Ambientada en las afueras de una ciudad tercermundista sin nombre, tres adolescentes, Raphael, Gordo y Rat, sobreviven gracias a que escarban cada día en un gran basurero, donde tienen la esperanza de encontrar algunos residuos que les sean útiles. Un día descubren una bolsa de cuero, donde hay dentro una billetera con dinero, una tarjeta de identificación, un mapa y un misterioso mensaje cifrado. Un policía ofrece a los chicos una recompensa por la bolsa, pero los tres niños deciden quedarse con ella, decisión que provocará la huida constante de Raphael, Gordo y Rat de la Ley, causando una trama en la que saldrá a relucir la corrupción del gobierno.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Trash, Ladrones de esperanza"

Así acabó Trash, Ladrones de esperanza

2 niños de las favelas, Raphael y Gardo encuentran una cartera en la basura. La cartera la busca la policía pero los niños deciden investigar lo que esconde. A su búsqueda se une otro niño, el Rata.

La policía también busca la cartera, a su dueño ya lo mataron pero antes había robado mucho dinero y un libro de un político corrupto. La policía utiliza toda su poder y brutalidad contra los niños que siempre se las ingenian para escapar.

Finalmente encuentran la clave, el dinero y el libro están escondidos en el cementerio en el supuesto ataúd de Pía, la hija de Jose Ángelo, el dueño de la cartera. Pía estaba allí escondida y los niños la acogen. El policía corrupto les encuentra pero la niña que él no esperaba les ayuda a escapar.

Los niños vuelven a las favelas y entregan algo de dinero y el libro a Martin Sheen, el cura que con ayuda de la profesora sube a Internet todas las cuentas del política, policías y empresas corruptas.

Los niños tiran buena parte del dinero por el basurero y huyen los 4 a una playa donde se les ve felices.

Al final de la película se ve un noticiero con el político Santos detenido y manifestaciones contra la corrupción y con carteles de los niños que se les supone desaparecidos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.