Vulcania

Póster de la película Vulcania

La historia nos lleva a una pequeña comunidad industrial donde nada es lo que parece. Una comunidad hermética, sin vínculo con el mundo exterior, cuyos habitantes viven de la extracción y la explotación del acero. Jonás, que acaba de perder a su familia en un misterioso accidente, comienza a trabajar en la fundición del pueblo. Allí conoce a Marta, que también ha enviudado tras el dramático accidente. Será tras perder a su familia, cuando Jonás intentará descubrir lo que realmente ha sucedido. Las grandes incógnitas serán: ¿cuáles son sus oscuros intereses de los líderes de la comunidad y qué hay más allá de las verjas de alambre y las vías del ferrocarril? Sin duda, su descubrimiento sacudirá los cimientos de la comunidad. Esta historia distópica sobre clases sociales, opresiones y falsos líderes está protagonizada por Miquel Fernández (Cien años de perdón), Aura Garrido (El Ministerio del Tiempo), Rubén Ochandiano (Incidencias) Ana Wagener (Con el culo al aire) y José Sacristán.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Vulcania"

Así acabó Vulcania

Vulcania es una distopía. La película muestra una sociedad paralela, se supone, en un futuro lejano. Un grupo industrial que crea una ciudadanía a su medida, nacida por y para trabajar para la fábrica, condenados a vivir en el mundo que ha sido creado para ellos, sin poder salir de él.

Sin embargo existen habitantes críticos que tienen dudas acerca de la realidad que los rodea, no pudiendo contener la curiosidad por saber que hay detrás de las barreras que los separan del resto del mundo (para ellos el fin del mundo).

Uno de estos habitantes es el protagonista quien, tras perder a su mujer y a su hijo en un accidente ocurrido en extrañas circunstancias, comienza a investigar, encontrando pistas que le muestran que existe un mundo más allá de las alambradas que los rodean. Tras conseguir convencer a la viuda de un hombre muerto junto a su mujer y a su hijo, descubre junto a ella todo el entramado que los retiene allí, el cual, no deja de ser un reflejo de la sociedad real. Empresarios ricos y sin escrúpulos que se enriquecen a base de explotar y engañar a los trabajadores. Y unos trabajadores abnegados que aceptan la situación al pensar que no existe otra salida y que viven en la miseria mientras sus jefes llevan una doble vida, austera frente a ellos y de lujo y riqueza cuando vuelven a la gran ciudad.

Y para mantener toda esa situación un líder carismático que no es más que una marioneta en manos del poder económico.

El final de la película no está del todo claro. El protagonista y la mujer logran huir y los principales líderes de la fábrica resultan muertos, con lo que se da por hecho el fin de esa sociedad, pero se desconoce totalmente que les deparará el futuro. Sinceramente espero que haya una segunda parte pues películas como está no se ven todos los días.

– Final aportado por Edgar Morandeira