Blade runner

El hombre ha hecho su elección, ahora es su problema.
Póster de la película Blade runner

En un futuro en el que seres fabricados a través de la ingeniería genética, a los que se denomina replicantes, son empleados en trabajos peligrosos y como esclavos en las «colonias exteriores» de la Tierra. Estos replicantes, fabricados por Tyrell Corporation para ser «más humanos que los humanos» -especialmente los modelos Nexus-6- se asemejan físicamente a los humanos (aunque tienen una mayor agilidad y fuerza física) pero carecen de la misma respuesta emocional y de empatía. Los replicantes fueron declarados ilegales en el planeta Tierra tras un sangriento motín. Un cuerpo especial de la policía —los blade runners— se encarga de rastrear y matar (o “retirar” en términos de la propia película) a los replicantes fugitivos que se encuentran en la Tierra.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Blade runner"

Así acabó Blade runner

En realidad hay varios finales porque hay varias versiones de esta película de culto. Tenemos el final dramático donde la cinta termina cuando Deckard encuentra en el suelo el unicornio, sabemos que Gaff los va a dejar tranquilos y no va a ir tras Rachael. Y tenemos el final feliz que quisieron los productores para que la película se entendiera mejor, en este final Harrison Ford con una voz en off escapa con Rachael para siempre en un coche por unas montañas al parecer cedidas del rodaje de “El resplandor” de Kubrick.

Luego está la polémica de si Deckard era o no un replicante, según lo que he leído todo surge por un problema de producción, hablan de más replicantes de los que son luego porque se quedan sin presupuesto.

Y aquí esa escena mítica del final con el discurso improvisado de Hauer