Siempre Alice

Póster de la película Siempre Alice

Alice Howland, felizmente casada con tres hijos ya adultos, es una reconocida profesora de lingüística que comienza a olvidarse de las palabras. Luego de recibir un diagnóstico devastador, Alice y su familia ponen a prueba sus vínculos.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Siempre Alice"

Así acabó Siempre Alice

Moore, una reputada profesora de Harvard a la que le diagnostican un principio de Alzheimer. Un caso muy raro para su edad y hereditario. La película recoge todo el proceso y sufrimiento de la enfermedad. Moore aún lúcida responde a preguntas simples sobre ella cada día con su teléfono como cuál es el nombre de su hija mayor. Se graba un vídeo con instrucciones para suicidarse en el caso de que algún día no pueda responder a estas preguntas.

De sus tres hijos, dos se hacen un test para ver si heredarán, la mayor da positivo, aunque comprueba que los 2 hijos que espera no lo tendrán.

La hija menor tiene la relación más tormentosa con su madre que insiste en que estudie en vez de estar empeñada en ser actriz.

El momento culminante de la película es cuando Moore da un discurso sobre ella y la enfermedad.

A partir de ahí el declive, la relación con su marido sufre, ella quiere que se tome un año sabático para estar con ella pero él prefiere continuar su carrera.

Un día ve el vídeo que ella misma se grabó y justo cuando va a tomarse las pastillas para suicidarse aparece la cuidadora.

Al final su marido se muda para seguir su carrera y es su hija menor, la actriz, la que vuelve a Nueva York para cuidarla.

En la última escena su hija le lee un texto y le pregunta de qué trata, Moore responde con trabajo y emocionada: “de amor, trata de amor”.