Ciudadano Kane

Póster de la película Ciudadano Kane

Inspirada en la vida del magnate William Randolph Hearst que intentó boicotear la película. Ciudadano Kane narra la vida de un importante financiero estadounidense, Charles Foster Kane, dueño de una importante cadena de periódicos, de una red de emisoras, de dos sindicatos y de una inimaginable colección de obras de arte, muere en su fabuloso castillo de estilo oriental, Xanadú. La última palabra que pronuncia al expirar es Rosebud. El país entero y la prensa en general quedan intrigados por saber el significado de esta palabra. Para descubrirlo, un grupo de periodistas se pone a investigar.

Ganó un premio Óscar al mejor guion original de Orson Welles y Herman J. Mankiewicz

Trailer Ciudadano Kane

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Ciudadano Kane"

Así acabó Ciudadano Kane

La película narra la vida de Charles Foster Kane a través de un periodista que intenta descubrir qué significa “Rosebud”, la última palabra que dijo antes de morir.

Kane, dueño de varios periódicos, creador de la prensa amarilla, empieza su declive cuando su rival a gobernador filtra a la prensa su relación extramatrimonial con Susan, una cantante mediocre.

Obsesionado con la idea de que triunfe Susan, le hace una ópera, sus periódicos la aclaman, pierde a su mejor amigo tras escribir la verdad.

Susan sabe que el público no la quiere e intenta suicidarse. Kane cede y la deja retirarse del canto. Su obsesión entonces es una enorme y ostentosa mansión Xanadú, llena de obras de arte, Kane ya no tiene a nadie y Susan se encuentra sola, quiere volver a Nueva York, le reprocha a Kane que no quiere obras de arte ni lujos y le abandona. Kane destroza la habitación. Muere podrido de dinero pero solo.

En la última escena el periodista está en Xanadú. Están recogiendo las obras de arte. Dice que Rosebud es una simple pieza del puzzle de la vida de Kane pero nada tan importante como para definir su vida.

En Xanadú vemos cómo la siguen desmantelando. Un trabajador lanza cosas al fuego, entre ellas un trineo con la palabra Rosebud. Rosebud no era la amante del magnate, como todo el mundo sospecha, sino el trineo con el que éste jugaba de pequeño. Antes de morir, el todopoderoso Kane evocaba el único recuerdo feliz de su vida. Al parecer la palabra Rosebud, es como Hearst llamaba a cierta parte íntima de su compañera Marion.

Vemos desde fuera una gran columna de humo que sale de la mansión y la K en la verja de entrada.

FIN