La tierra prometida (The Bastard)

Póster de la película La tierra prometida (The Bastard)

En 1755, el empobrecido capitán Ludvig Kahlen se dispone a conquistar los duros e inhóspitos páramos daneses con un objetivo aparentemente imposible: crear una colonia en nombre del rey. A cambio, recibirá un nombre real que anhela con desesperación. Sin embargo, el único gobernante de la zona, el despiadado Frederik de Schinkel, cree arrogantemente que esa tierra le pertenece. Cuando de Schinkel se percata de que su criada Ann Barbara y su servil marido han escapado para refugiarse con Kahlen, el privilegiado y rencoroso gobernante jura venganza y promete hacer todo lo que esté a su alcance para ahuyentar al capitán. Pero Kahlen no se deja intimidar y emprende una batalla tan desigual que pondrá en riesgo no solo su vida, sino también a la familia de personas marginadas que se ha formado a su alrededor.

¿Me cuentas la película "La tierra prometida (The Bastard)"?

¿Al menos el final?

Cuéntame el final de La tierra prometida (The Bastard)

  1. No quiero destripar el final y tampoco convertirme en un «Spoilers» profesional, sin embargo, si recomendar esta película, más allá de la gran interpretación de su protagonista, Mads Mikkelsens, y de la belleza de esos páramos daneses, en esa tierra tan hostil pero que atrapa al espectador nada más verla. Es una historia que nos hace reflexionar, de como afrontar cuando nos convertimos en personas idealistas, con ideas firmes y poco flexibles, sin desvalorarlas, pero ver como el protagonista, poco a poco, va aceptando romper esas reglas marcadas por sus fuertes convicciones y tesón de una idealizada vida. Romper esas reglas marcadas, esos pensamientos firmes y llenos de valores, se van abriendo a experimentar relaciones y afectos que no estaban en su idea de vida y como poco a poco, empatiza con la idea de amar y aceptar otra realidad que le irá apartando de su sueño de vida.