Locuras de verano

Póster de la película Locuras de verano

Jane Hudson, una solterona americana de 40 años, decide ir a pasar unas vacaciones a Venecia. Llega a la ciudad de los canales con la esperanza de encontrar el amor que tanto tiempo ha estado buscando. Impresionada por la belleza de la ciudad, paseando va a parar a la tienda de Renato, un encantador anticuario que transformará su solitaria estancia en una inolvidable experiencia.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Locuras de verano"

Así acabó Locuras de verano

  1. La solterona Jane acaba teniendo un romance con el italiano Renato. Cuando están mejor ella decide irse, dice que es mejor así. Él le pide unos días más. Ella se marcha en el tren y espera que Renato venga a buscarla. Renato aparece pero no alcanza a darle su regalo de despedida, una gardenia.

    Fin