Mula

Nadie huye para siempre.
Póster de la película Mula

A Earl Stone (Eastwood), un octogenario que está en quiebra, solo, y que se enfrenta a la ejecución hipotecaria de su negocio, se le ofrece un trabajo aparentemente facil: sólo requiere conducir. Pero, sin saberlo, Earl se convirte en traficante de drogas para un cártel mexicano, y pasa a estar bajo el radar del agente de la DEA Colin Bates (Cooper).

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Mula"

Así acabó Mula

Earl está bajo presión, le han dicho que no puede llegar tarde ni salirse del plan, es su doceava ruta y lleva una carga de drogas récord. Su nieta le llama y le dice que su ex-mujer está en sus últimos momentos, le pide que vuelva. Earl vuelve para estar con su familia las últimas semanas de vida de su ex, le pedirá perdón por todo lo sucedido y no dará señales de vida al cártel que lo busca como locos.

Pasado el funeral Earl vuelve a la carretera, los del cártel casi le matan pero les da pena la historia de su mujer. Earl sigue pero el agente de la DEA Colin Bates (Bradley Cooper) le da caza y le detienen. Earl le dice a Colin que no olvide que lo más importante es la familia.

En el juicio la abogada de Earl intenta convencer a la juez de que Earl es una persona anciana inocente pero Earl se levanta y se confiesa culpable, la juez ordena su detención. Se despide de su hija y nieta que le prometen visitarle.

En la última escena Earl en prisión está practicando su pasión, la horticultura, está cuidando sus flores.

La historia real en la que se basa el capo es el Chapo Guzmán y Earl es Leo Sharp, este nonagenario amante de las flores