Ocho sentencias de muerte

Póster de la película Ocho sentencias de muerte

Un joven ambicioso y sin escrúpulos (Dennis Price) proyecta vengar la afrenta que la aristocrática familia D’Ascoyne, a la cual pertenece, les ha infligido a él y a su madre. El plan consiste en eliminar a todos los miembros de la familia que le preceden en la sucesión al título de Duque.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Ocho sentencias de muerte"

Así acabó Ocho sentencias de muerte

  1. El aspirante a duque consigue su objetivo cargándose a cuantos parientes se interponían en la línea de sucesión.

    Su primer amor y luego amante, Sibella, es quien será su perdición. Su aburrido marido se ha arruinado, pide ayuda a Louis y acaban peleándose. Al poco la policía le detiene, él piensa que será por alguno de los D’Ascoyne pero para su sorpresa es por el asesinato del marido de Sibella.

    En el juicio Sibella se venga de él y es sentenciado a muerte. En su celda escribe sus memorias contando todos sus crímenes. Sibella le chantajea para que mate a su mujer Edith y que ella pueda ser su rica esposa, a cambio dice que conseguirá la nota de suicidio de su marido y eso le librará de la muerte. Louis accede y justo cuando iba a ser ajusticiado llega la noticia de que ha aparecido la nota de suicido.

    Sale de la cárcel triunfante y cae en la cuenta de que ha dejado sobre la mesa de su celda sus incriminatorias memorias.

    FIN

    Muy recomendable