Rocky II

Póster de la película Rocky II

Rocky Balboa, el boxeador de Philadelphia, disfruta de su efímera fama después de estar a punto de derrotar al campeón mundial de los pesos pesados Apollo Creed. Las ofertas publicitarias para el anuncio de productos no van bien debido a la limitada educación y falta de sofisticación del púgil. Por ello, y debido a la falta de dinero y al embarazo de su mujer Adrian, acepta la demanda de revancha del “casi derrotado” Creed.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Rocky II"

Así acabó Rocky II

En el segundo combate con Apollo también llegan al decimoquinto y último asalto. Apollo va ganando por puntos pero aún así quiere ganar por noqueo y lo da todo. Rocky suelta su izquierda y acaban los dos en el suelo. El árbitro empieza el conteo, los dos intentan ponerse de pie agarrándose a las cuerdas, Apollo vuelve a caer pero Rocky se levanta justo en el nueve. Rocky gana la pelea convirtiéndose en el nuevo campeón del mundo.

Abraza a Apollo, le dice que es un gran boxeador y le desea suerte.

Con el cinturón en la mano da las gracias a Apollo por haber peleado con él,  a su entrenador Micky, a Dios, dice que aparte de la noche del nacimiento de su hijo esta ha sido la más emocionante de su vida.

Le dice a su mujer que lo está viendo por televisión: “Hey, Adrienne! I did it!” (¡Mira Adrienne! ¡Lo he conseguido!). Ella responde “Te quiero, te quiero”. Su equipo felicita a Rocky y él y Mickey se abrazan.

FIN