Tú y yo (1957)

¡En la Riviera... a través del océano... y todo Nueva York!
Póster de la película Tú y yo (1957)

Un elegante playboy y una bella cantante de un club nocturno se conocen a bordo de un lujoso transatlántico y surge entre ellos un apasionado romance. Aunque ambos están comprometidos (ella es la amante de un magnate y él se va a casar con una rica heredera), establecen un pacto antes de abandonar el barco: encontrarse en el Empire State Building en un plazo de seis meses si siguen sintiendo lo mismo el uno por el otro.

Remake de “Tú y yo” (1939)

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Tú y yo (1957)"

Así acabó Tú y yo (1957)

  1. Los dos están enamorados y se dirigen hacia el Empire State Building pero en el camino ella es atropellada y no llega a la cita. A consecuencia del accidente queda paralítica y prohíbe a sus amigos que informen a Nickie de lo que le ha pasado para evitar que tenga que verse obligado a cuidarla.
    El, a pesar del desengaño, decide abandonar su vida de playboy y dedicarse a la pintura.
    Tiempo después Terry y Nickie se encuentran en el teatro. Ella disimula y él no se da cuenta de su parálisis. El no se queda satisfecho y la busca. Cuando está charlando con ella en su casa empieza a sospechar y busca por toda la casa un cuadro suyo que ha sido vendido a una mujer en silla de ruedas. Finalmente lo encuentra en la habitación de Terry descubriendo así el secreto. Ambos se declaran mutuamente su amor y terminan juntos.