Un grito en la niebla

Póster de la película Un grito en la niebla

La policía intenta proteger a la esposa de un importante financiero que ha sido amenazada de muerte por una voz anónima. A pesar de los esfuerzos de los agentes, el cerco se estrecha cada vez más.

Un grito en la niebla - 0 - elfinalde

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Un grito en la niebla"

Así acabó Un grito en la niebla

  1. Nadie cree a Doris Day, la policía, su marido y conocidos no terminan de creerse que alguien la esté amenazando de muerte por teléfono hasta que su tía Bea coge el teléfono escucha al acosador.

    Antes de irse a Venecia vuelve a llamar. Harrison llama a la policía, que ya la cree hace como se marcha para intentar pillarlo. Efectivamente lo hace y al luchar con él dispara y muere el acosador. Y es entonces cuando da un giro al más puro estilo de Hitchcock.

    La identidad del acosador no es otra que su propio marido, Rex Harrison, que junto a su vecina Peggy quieren matarla para quedarse con su dinero. Cuando Harrison estaba con Doris la vecina ponía al teléfono unas grabaciones. El que la perseguía era el marido de la vecina que sospechaba de la infidelidad de su esposa. Harrison no había llamado a la policía pero el inspector había intervenido la línea y en cuanto escuchó la llamada de Harrison a información telefónica simulando que llamaba a la policía acudió a casa de Doris.

    El joven pretendiente constructor es quien baja a Doris asustada de los andamios.

    En la última escena Doris es acompañada por su tía Bea y el joven constructor al que presumimos como su futuro marido.

    FIN