Perros Callejeros II

Póster de la película Perros Callejeros II

Ángel, “El Torete”, es acusado de participar en un asesinato por Fernando, un policía que lo tiene entre ceja y ceja porque un día le atropelló dejándole cojo. Ayudado por sus amigos, Ángel reconstruyen los hechos que son su coartada; pero mientras está en la cárcel sufre las consecuencias del terrible motín de La Modelo, quedando malherido.

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer y/o ver el final de "Perros Callejeros II"

Así acabó Perros Callejeros II

  1. Después del motín de la cárcel “Modelo” de Barcelona, un juez firma la libertad sin fianza de “El Torete” (Ángel Fernández Franco).

    A la puerta de la prisión acuden un grupo de amistades de “El Torete”, junto a varios medios de comunicación, quienes desean ayudar al muchacho y darle la bienvenida a su libertad, pero la salida de Ángel se retrasa hasta el día siguiente a primera hora de la mañana, por lo que todo el mundo se marcha pensando que su salida ya no se hará efectiva, a escepción de “Charo” (Teresa Giménez), que se queda dormida esperándolo.

    Cuando sale “El Torete”, ve a “Charo” dormida en un portal en la acera situada frente a la prisión, por lo que se dispone a cruzar la calle y echa a correr hacia ella, pero aparece un Chrysler 150 que lo atropella acabando con su vida.