Harry Potter y la piedra filosofal

Póster del libro Harry Potter y la piedra filosofal

Harry Potter se ha quedado huérfano y vive en casa de sus abominables tíos y el insoportable primo Dudley. Se siente muy triste y solo, hasta que un buen día recibe una carta que cambiará su vida para siempre. En ella le comunican que ha sido aceptado como alumno en el Colegio Hogwarts de Magia. A partir de ese momento, la suerte de Harry da un vuelco espectacular. En esa escuela tan especial aprenderá encantamientos, trucos fabulosos y tácticas de defensa contra las malas artes. Se convertirá en el campeón escolar de quidditch, una especie de fútbol aéreo que se juega montado sobre escobas, y hará un puñado de buenos amigos… aunque también algunos temibles enemigos. Pero, sobre todo, conocerá los secretos que le permitirán cumplir con su destino. Pues, aunque no lo parezca a primera vista, Harry no es un chico normal y corriente: ¡es un verdadero mago!

Alerta SPOILER

Haz clic sólo si quieres leer el final de "Harry Potter y la piedra filosofal"

Así acabó Harry Potter y la piedra filosofal

Tras pasar varias pruebas Harry Potter consigue llegar a la sala donde espera encontrar a su profesor de pociones, quien él cree que es el ladrón de la piedra filosofal; pero en su lugar encuentra a su profesor de defensa contra las artes oscuras  que ha sido poseído por Voldemort y un espejo en el que se reflejan los deseos de la persona que se mira en él.

Voldemort le pide que se mire en el espejo Harry se ve con la piedra filosofal en la mano. De repente la piedra aparece en su bolsillo y Voldemort intenta quitársela; pero cuando toca a Voldemort el villano empieza a derretirse. Después de eso Harry se desmaya.

Más tarde en la enfermería el director de Hogwarts le dice que su madre antes de morir le había dejado una protección y que por eso había podido herir a Voldemort.

— Final aportado por mi querido ahijado y SPOILER Álvaro Montijano

Comenta este final

  1. Y luego en la sala común celebran el triunfo de Slytherin hasta que Dumbledore da puntos extra a Hermione, Ron, Harry y a Nevile haciendo ganadores a Gryffindor.

    Harry se despide en la estación de tren. Pasará el verano con sus tíos y primos que no saben que él no puede hacer magia fuera de su mundo.

    Fin